Hola, yo soy M. Carmen Longobardo y si has llegado hasta aquí quiero darte las gracias en primer lugar por interesarte por mi trabajo y en segundo lugar por leer y visitar mi web, en la que podrás disfrutar de mi trabajo, realizar pedidos, y acceder a tus galerías privadas.

La fotografía es mi forma de vida, desde bien pequeñita me llamaba la atención poder crear recuerdos que pudiera ver a lo largo del tiempo, siempre llevaba conmigo una cámara de fotos a todas partes, y a cada paso que daba era capaz de ir viendo fotos por aquí y por allá. En mi casa siempre había un cofre metálico grande en el que mi madre guardaba todas las fotos y el que yo abría cada fin de semana y no me cansaba de ver tantas y tantas imagenes familiares y de viajes. Por cierto, ese cofre lo sigo conservando y viendo, es mi joya más preciada.

Así que mi pasión me viene dada con la primera luz de mi existencia.

Mi studio Los tres aires se inaguró un 11 del 11 del 2011, y su nombre está inspirado en mis tres hijos, ellos son mi luz y mi pasión, al igual que mi profesión y es por ello que decidí llamarle así.

Como más cómoda me siento trabajando es con niños, la fotografía infantil es lo más bonito que puedo hacer día a día, trabajar con niños es algo complejo pero para mí es maravilloso, porque dejan ver aspectos de la vida que nadie más es capaz de reflejar, como son la inocencia, la transparencia, la alegría y la ilusión, ese brillito en los ojos que iluminan la propia luz.

Me dedico al 100% a las sesiones de retrato infantil, seguimientos mes a mes, Maternidad y Nacimiento, Comuniones, Bautizos y alguna que otra boda muy escogida.

Mis campañas de Navidad son de la más bonitas y entrañables, por el studio pasán un centenar de familias para inmortalizar la magia de esos días tan especiales, y hacerse con unas postales para felicitar a sus seres más queridos.

Mi estudio se encuentra en Almonte, y por ello mi trabajo se completa con nuestra galería de arte rociero, donde podrás encontrar una amplia galería de fotos de nuestra Madre la Virgen del Rocío y su romería, así como de la Saca de las yeguas y de nuestro entorno natural de Doñana.